Tele-programados

Se podría decir que nuestra única libertad consiste en elegir el canal y el programa de televisión que queremos ver. Pero esta afirmación es excesivamente generosa porque incluso esa elección está tele-programada. Nuestros gustos musicales, nuestras aficiones, nuestros pensamientos, nuestra manera de ver las cosas, las novelas que leemos, las noticias de la prensa escrita,… Continue reading