Eu tive um sonho ontem à noite.

Sonhei que nasci como ser humano do ventre de uma mulher. Atravessei os prados floridos felizes da infância leve como uma nuvem de verão. Aprendi a ler e escrever e meus irmãos nasceram. Alguns cavalheiros de batina preta me ensinaram dez mandamentos, temer a Deus e eles me marcaram, como você está, con la insignia ardiente del sentimiento de culpa. La adolescencia me descubrió mi cuerpo de varón y me enseñó a estremecerme con el cuerpo de las hembras adolescentes. De joven me enamoré y amé como sólo puede hacerlo un joven romántico. Además quería cambiar el mundo. Fui revolucionario hasta que quise comprarme un coche y no tuve más remedio que pasar por la taquilla usurera del banco. Me casé con una mujer políticamente correcta y tuve tres hijos. Después trabajé duro para poder pagar los plazos hipotecarios del piso. Conseguí prosperar y me hice un nombre de prestigio como abogado. Los días pasaban. Los hijos crecían mientras mi mujer y yo nos marchitábamos como rosas otoñales. A los cincuenta, todo estaba bajo control. Los hijos estaban terminando sus carreras y sólo mi secretaria personal, de veinticinco años, me sacaba del tedio que impregnaba mis días. Me nombraron hijo honorífico de mi ciudad. De la pared de mi salón colgaban muchas placas honoríficas y fotos con personajes ilustres. Yo mismo me había convertido en un personaje ilustre imprescindible en cualquier evento social. Mi fortuna personal siguió creciendo al mismo tiempo que las canas iban cubriendo mi honorable cabeza. A los sesenta, aún seguía moviendo desde la sombra muchos hilos de la vida política, social y económica. Me sentía pleno y poderoso. Había conseguido todo lo que un hombre de pro puede ambicionar en este mundo. A los setenta me di cuenta de pronto que carecía de presente y de futuro. Comencé a vivir del pasado.

Un día sentí una fuerte punzada en el corazón y mi cuerpo cayó fulminado al suelo.

Entonces me di cuenta de que todo no había sido más que un sueño.

Dokushô Villalba

Compartilhar isso:

1 Comente Eu tive um sonho ontem à noite.

  1. Anastasia

    Un sueño,tuvo el alumno de te Lao Tse y soño que se convertio en una mariposa y Cuando desperto se pregunto si la mariposa fue la que se convirtio en el

    Responder

Deixe uma resposta

seu endereço de e-mail não será publicado.

Sete − 1 =