La producción editorial de Dokushô Villalba

Extracto del artículo “La relevancia de la producción editorial budista en la visibilización del budismo en España”, de Francisco Díez de Velasco, publicada en la revista Éndoxa, Serie Filosóficas, nº 42, 2018, pp. 69-136, UNED, Madrid.

Centrándonos en esta estrategia de publicar en editoriales de ámbito general, comenzaremos evidenciando un caso ejemplar, que merece revisarse con algún detalle, y que ofrece Dokushô Villalba (Francisco Fernández Villalba). Ha sido el fundador de uno de los grupos zen españoles con más trayectoria, con un templo en la provincia de Valencia y una decena de centros en toda España: la Comunidad Budista Soto Zen (CBSZ). Villalba es uno de los más antiguos practicantes españoles del zen (desde 1977), reconocido, además, como maestro zen en Japón en 1987, siendo el primer español en llegar a ello (Alongina, 1998).

Comenzó desarrollando una temprana labor de traducción desde el francés al español de muchos libros y de comentarios de textos clásicos (en especial de Dogen) que había publicado su maestro Taisen Deshimaru (1980; 1981a-b; 1982a-c; 1987a-b, 1988; también 1991) y dos de las cuales han sido vertidas al catalán por las ediciones de la Abadía de Montserrat (Deshimaru, 2003; 2010), uno de los centros señeros del catolicismo catalán. Estas traducciones de Villalba aparecieron en editoriales con una proyección orientalista notable, como Kairós o Miraguano, que se repasarán más adelante, o Luis Cárcamo, y en un caso hasta promovió una coedición (Deshimaru, 1986), publicada por Las mil y una ediciones y la Asociación zen de España que es como se llamaba el grupo que lideraba Villalba en ese entonces, además de publicaciones desde el grupo que lidera en la actualidad, autoeditando como Comunidad Budista Soto Zen, por ejemplo, una obra de Kodo Sawaki (2012), el maestro de Deshimaru. También ha traducido a clásicos del zen destacando, en especial muchas obras de Dogen, editadas y comentadas por él mismo (Dogen, 1987; 1989; 2011; 2012; 2015ab) o de Hui-Neng (1985), así como antologías de maestros zen (por ejemplo, Villalba, 2010) o hasta un libro del actual Dalai Lama (1982a), para Luis Cárcamo editor, una casa editorial de clara dedicación a los temas esotéricos, entre los que el budismo tibetano o el zen no desentonaban en aquella época. Además de traductor, destaca su labor como autor de libros sobre budismo zen, publicados muy mayoritariamente en la editorial Miraguano (Villalba, 1984; 1995; 1998; 1999; 2000; 2001; 2008; 2009), incluyendo también uno en edición propia de la CBSZ (Villalba 1997), así como materiales audiovisuales budistas en Cd y DVD (por ejemplo Villalba, 2005), para lo que crearon en la CBSZ una productora audiovisual, denominada Alalba. Hay que destacar en especial la labor de Villalba como director de dos colecciones en la editorial Miraguano especializadas en el zen. La más extensa, con más de una veintena de títulos, se llama Textos de la tradición zen, que incluye desde la temprana introducción al zen de este maestro español (Villalba, 1984, reeditada varias veces) a textos de maestros clásicos del zen y el chan como Dogen, Sosan, Seng-tsan, Kakuan, Soseki, Huang-Po, y también sutras y otros textos traducidos tanto por Villalba, como en el pasado por Aigo Castro o más recientemente por Kepa Egiluz.

También se incluyen en esta colección los tres volúmenes que forman los manuales de introducción al budismo que se utilizan en el programa de estudios budistas que desarrollan en la CBSZ y que han sido coordinados por el propio Dokushô Villalba, que se encargó de la redacción del último volumen, sobre el zen (Villalba, 2009), mientras que los dos anteriores son obras de Denkô Mesa (2005; 2007), antiguo maestro del grupo. La otra colección se llama De corazón a corazón, con una decena de obras y recoge enseñanzas del propio Villaba (1998; 1999; 2000) y traducciones y ediciones, principalmente de Dogen (2001: 2007; 2010a; 2012; 2015a). Villalba ha optado en varias ocasiones, incluso muy recientemente (es el caso de la nueva edición de 2016 de su Zen en la plaza del mercado, que obtuvo un gran impacto en su edición de 2008 por Aguilar) por la editorial Kairós. Se trata, dentro de las editoriales generalistas, de la que tiene un fondo de orientalismo y en especial de budismo más extenso y sistematizado (incluso publican catálogos especializados del tema), que roza el 20% de su producción y supera el centenar de títulos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.