El mito del mindfulness

Heroína espiritual para soportar un capitalismo que colapsa

por Umair Haque (*)

Una locura recorre el mundo. Tan vieja como el tiempo. No puedes ir a ningún sitio sin escuchar la proclamación de los gloriosos beneficios del mindfulness y la meditación.

Y aún así …

Aquí estamos, en las ruinas de la modernidad. El fascismo emerge mientras la economía global se estanca. Esto significa un dolor muy real para millones, miles de millones de seres humanos reales. Y ¿qué hacemos?  ¿Meditar?

Si el Buda estuviera hoy vivo, probablemente no diría: ve a meditar. Diría: arregla tu sociedad para que haya menos sufrimiento en ella.

La meditación no debería sustituir al compromiso social. El objetivo no es darle la espalda a nuestros vecinos y compañeros. Si solo fuera eso, entonces es  mejor no meditar en absoluto. Porque si hacemos eso, no estamos realmente meditando.

Todos los grandes maestros espirituales dicen: todo es meditación. Ver un atardecer, trabajar con esmero, ser amable con la gente. Todo esto es meditación. Si concebimos la meditación como algo que hacemos de vez en cuando, realmente no estamos meditando en absoluto. ¿Entonces qué estamos haciendo?

Se están usando las técnicas de meditación para fines equivocados: para escapar, huir, embotar el dolor. Esto es como meterse heroína espiritual.

Pero nadie necesita heroína espiritual si no está hecho polvo.  Entonces, ¿qué es lo que nos está haciendo polvo? ¿Es una coincidencia que el auge del mindfulness coincida con un capitalismo que colapsa?

No lo creo.

La meditación pasiva y el capitalismo agresivo y salvaje son compañeros de cama perfectos. La pasividad de la meditación es el antídoto perfecto, la máxima respuesta estadounidense al capitalismo agresivamente cruel.

¿Por qué? Porque carga todo el peso de la situación en la responsabilidad personal. ¿No es cierto? Estás siendo profundamente herido por instituciones rotas y líderes fracasados. ¿Qué deberías hacer? ¿Desafiarlos? ¿Rebelarte? No, ve a meditar. Tu dolor es tu responsabilidad. No deberías sentir dolor. Pero si aún así lo sientes, adormécelo, escapa de él, sepúltalo.

Por todo lo dicho, el mindfulness es el último producto, el más refinado, del capitalismo. Este necesita una droga para sedar a los soldados que se rompen en sus frentes de batalla, y para paliar los daños humanos colaterales, cuando el fragor de la batalla haya terminado. Podemos meditar en el olvido hasta regresar a la Edad de Piedra. Pero ningún maestro espiritual digno de su comprensión diría que vale la pena.

¿Cuál es el medicamento más barato y efectivo que existe? La terapia real cuesta dinero. Las drogas reales tienen efectos secundarios. El capital quiere eficiencia pura. Máximo beneficio sin costo alguno. La meditación es la droga perfecta para que el capitalismo termine la mórbida tarea de devorase a sí mismo.

Después de todo, alguien tiene que hacer el trabajo sucio del capitalismo. Y te ha tocado a ti. Y lo harás aunque te rompa el corazón. ¿Qué haces, después, con un corazón roto? Encuentra el medicamento más barato que puedas.

Pero eso contradice el verdadero propósito de la verdadera meditación. El propósito de la meditación no es enterrar el dolor, la injusticia, la crueldad, sino prevenirlos.

El mindfulness, tal y como se está practicando en este momento, no previene la crueldad. Más bien la excusa, la justifica, la sanciona. La heroína espiritual solo es realmente necesaria cuando se lucha en una guerra tan salvaje que el horror cotidiano debe ser anestesiado.

Eres vicepresidente de Crueldad S.A. Todos los días te piden que hagas cosas moralmente repulsivas, aborrecibles y profundamente dañinas para la sociedad en la que vives. Tus decisiones causan angustia a los ancianos, explotas a los jóvenes, descartas a los débiles. Y eso te duele. ¿Cómo lidias con el dolor?

Por suerte para ti, tu departamento de Recursos Humanos organiza meditaciones diarias obligatorias. Así que vete. Y aprende a adormecer un poco el dolor. Despega. Déjate flotar …  “Oye, si no hay un yo, no puedo hacerme responsable de mis lacras morales, ¿verdad?”

Entonces, al aprender a desprenderte de tus lacras morales, adormeces tu dolor. Lo que en realidad está sucediendo es que la crueldad que estás produciendo está siendo excusada, justificada, alentada, maximizada.

Esto no es meditación verdadera. Esto es como usar una cruz para golpear a un niño. Es una violencia enorme contra la verdadera meditación. La verdadera meditación no consiste en desentenderte de la crueldad que has generado sino, antes que nada, en aprender a no hacer daño. Es por eso que la meditación es un camino humilde y constante, no una “actividad” desconectada de tu vida.

Si realmente quieres meditar y ser realmente consciente, ¿qué deberías hacer?

El objetivo de la verdadera meditación es entrar en contacto con el verdadero yo. El yo en ti y el tú en mí. Este es el puro ser. La materia prima de la existencia.

Para llegar ahí, debes desarrollar la conciencia de la conciencia. Verte a ti mismo viendo. Esto significa que tu ojo interno se vuelve hacia adentro y entonces ves el universo reflejado en tu alma. Una vez que tienes un atisbo de este giro, de repente te das cuenta de que tú eres la primera víctima de toda la crueldad y la violencia que has generado. A esto se le llama karma. Y entonces te das cuenta de por qué la felicidad surge cuando te encuentras a ti mismo en los demás, y a los demás en ti mismo. Así es como es la realidad. La felicidad consiste en vivir esto aunque sea un solo instante. En este punto es cuando entiendes la que es realmente la más grande de todas las leyes universales: estoy en ti, tú estás en mí. Por lo tanto, nunca debes hacer daño a los demás. Tu acción solo debería aportar luz. Entonces, y solo entonces, puedes sentirte satisfecho, porque estás en armonía con la verdadera existencia.

Es ahora cuando te encuentras realmente en el aquí y ahora. Antes estabas perdido en la ilusión, el engaño, la autodestrucción, la ignorancia.

Solo el momento en el que amas es el instante en el que realmente existes.

(*) Umair Haque es director del Havas Media Labs, un instituto de investigación del sector de la industria de los medios de comunicación con oficinas en Londres, Nueva York, Madrid y Barcelona, y fundador de Bubblegeneration, una consultora boutique que desarrolla programas para inversores, emprendedores y empresas. También colabora como bloguero en Harvard Business Review, y ha sido incluido como uno de los cincuenta pensadores más influyentes de la actualidad en la reputada lista Thinkers50.

Washington DC

Septiembre 2016

Fuente: https://umairhaque.com/the-myth-of-mindfulness-9d06c9e0a0bc

Traducción: Equipo de Traductores de la Escuela de Atención Plena (EAP)

 

 

27 Comments El mito del mindfulness

  1. Alfonso Carmona

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo.Gracias por tu claridad.Deseo que esta moda se pueda transformar en la extensión de la Compasión y la Humanidad Compartida

    Reply
  2. sergio

    Con todos mis respetos, no sabes lo que significa meditar, ni-obviamente- has estado en un estado meditativo nunca. Sobre meditacion debería escribir gente que ha vivido esa expriencia. Casi todo lo que dices es incorrecto.
    Solo hay una cosa que coincido: el mindfullnes. Es una versión hiper-light de la meditación vipasana y totalmente occidentalizada, y si encima la realiza tu empresa pues imagino que el objetivo es que trabajes más y des más resultados, vamos, un desastre.
    Saludos.

    Reply
    1. Anna

      Estoy en este hermoso camino de la filosofia Budista hace años y concuerdo con tu comentario ya que este texto carece de mucha informacion y trabajo de campo. Quien ha hecho meditación Vipassana sabe que justamente no es adormecernos sino despertar. Si bien Mindfulness hoy esta muy manoseado no deja de ser un excelente complemento para la psicoterapia, la meditación esta comprobado que en casos de ansiedad, depresión etc. Tambien es una excelente herramienta para el autoconocimiento… y la evolución del paciente. Lamento que hoy este monopolizado por el capitalismo y la ambición desmedida de grupos de “elite” empresarial. Asi como las religiones y las sectas en su momemto actualmente lo holistico esta siendo usado para adormecer y no para despertar conciencia y crear un espíritu compasivo colectivo de acción en pro de una mejor humanidad. Aún así creo que no en todos los ámbitos es así ya que muchos como yo llevamos activamente un trabajo altruisa para generar mejor calidad de vida en los sectores que no pueden acceder a cursos costosos o a complementos terapeuticos con resultados positivos comprobados que no se dan gratuitamente.
      Un saludo en paz.
      Ana.

      Reply
    2. Celia

      Me parece cierta su observación de que se intenta usar el mindfulness para adormecer el dolor, de la misma manera que uno puede estar haciendo vipassana jugando al “juedgo de las sensaciones” como dice Goenka – buscando sensaciones agradables y aguantando el dolor, porque esto es nuestro reflejo condicionado (que compartimos todos cada uno en su medida) y salir de ello no es una decisión (ojalá se pudiera decidir y listo! jaja) sino una práctica diaria y lenta… además me parece interesante que diga “la terapia real cuesta dinero” porque el trabajo terapéutico me parece esencial para no caer en adormecimiento o en posición de juicio (“yo sé meditar, lo hago bien, el/ella lo hace mal”)…

      En lo que seguimos queriendo ver, vamos bien :-)))

      Reply
  3. Gabriel

    Absurdo comentario que interpreta las enseñanzas de buda en forma incorrecta..la meditacion o la calma mental es solo parte del camino budista..tambien enseño sobre el amor y la compasion.la reencarnacion y la ley del karma..entre otras profundas enseñanzas ..que al parecer el onlos responsables del articulo desconocen y ademas proponen un camino no muy claro de como poner solucion a los problemas sociales..

    Reply
  4. Alberto Iñurrieta Txurruka

    Interesante reflexión. Lo que escucho es “estate alerta; la propuesta de la meditación es el camino puede no ser sino un engaño cuando no te comprometes totalmente en la responsibilidad con la Unidad”.

    Reply
  5. Oscar

    Siddharta era principe, no hizo nada por los descastados desde su posición social.

    Meditar no es huir de la realidad, es conectar con ella. Incluyendo el dolor y el sufrimiento.

    Mola informarse un poco antes de publicar 😉 saludos.

    Reply
    1. Tanatos

      Siddharta no causaba sufrimiento a consciencia, o si? Se esta hablando de coherencia en el articulo.
      La meditacion implica una responsabilidad, la libertad es la responsabilidad de si, para si y para el resto
      No se trata de ser un tragalibros, sino de la consciencia consciente.

      Reply
  6. Lua

    Hola amigo, solo quería decirte que el mindfulness no es empleado para escapar ni para huir. La traducción literal sería estar en conciencia plena; es decir, asumir el dolor y el sufrimiento como parte del camino. También quería decir que el mindfulness no solo trata de prácticas formales (meditación) sino de prácticas informales y de la realización de actividades cotidianas en conciencia plena, estando en el momento y aprendiendo a relativizar los sentimientos y pensamientos. Conectar nuestra parte más espiritual con la más física.

    Reply
  7. Silvia Ofelia Bobadilla

    No, definitivamente,,, No Estoy de acuerdo,,, con ésta teoría o pensamientos que antes que nada son muy negativos!!! Perdón si les molesta . Pero “ Meditar “. Es mucho más que eso,,,
    Y pocos lo logran!!!

    Reply
  8. Eva

    Me encanta leer los articulos y las respuestas a estos .Cómo nos cuesta enterder ,a veces, los ‘mapas’ de las demás personas…..respetarlos sin juzgar…. es una condición humana imposible de erradicar… lo dicho , disfruto leyéndolas. Buenos dias!

    Reply
  9. Noemí Petronacci Tomé

    Con todo respeto, a mi este artículo no me parece bien planteado.
    La afirmación “Si el Buda estuviera hoy vivo, probablemente no diría: ve a meditar”, me hace pensar que el autor desconoce el mensaje de Siddharta Gautama, ya que propondría lo contrario, mirarse hacia adentro y conocerse para funcionar luego en comunidad. Cada uno conociéndose a sí mismo y trabajando la individualidad mejora en teoría a la sociedad (de uno hacia el todo).
    En cuanto a que opina que se están usando las técnicas de meditación para “fines equivocados como para escapar, huir, embotar el dolor”, también estoy en desacuerdo. Cuando te sientas a meditar en realidad dejas de escapar, te centras, te sientas contigo mimo inclusivo te enfrentas al dolor. La reflexión en general más acertada de este artículo es la mala utilización que hace el coaching de la meditación.
    Otro error de concepto que encuentro en el artículo es pensar que El mindfulness dice ”que no deberías sentir dolor”. En fin todo el artículo se basa en conceptos extraídos de ruido informativo y no de fuentes serias y con autoridad en la materia.
    Además, me parece, donde el autor sostiene que la meditación “previene la maldad” que tampoco está acertado ya que, según mi opinión, no deben ponerse intenciones en la meditación. Otra cosa es que, al igual que la alimentación, la salud, las técnicas de ayuda fisiológicas en general o cualquier otra cosa, sean utilizadas como instrumentos para separar y confundir. Aquí la alerta habría que ponerla en realidad en tener cuidado de no consumir cualquier fuente de información que no tenga como hábito saludable contrastar la verdad de lo que se comunica. Una fuente NO ES, la TV, la radio o Internet, eso solo son canales.
    Yo recomiendo que se elijan las fuentes con cuidado, que no se consuman contenidos sin ser crítico, cuidarse de las manipulaciones y no meter a todo en el mismo saco.

    Reply
  10. Carles

    No sé nada de meditación ni budismo. Leo esto por azar. Pero me ha recordado una anécdota que viví en Ciutat Badia, un municipio de la periferia obrera de Barcelona con muchos problemas sociales. El cura de la parroquia local, que hace mucha labor social, pertenecía a una orden contemplativa pero habia elegido este puesto. Le pregunté si no era una paradoja que partiendo de una vocación por la vida contemplativa y de oración estuviese ahora en el yrajín de la primera linea de la conflictividad social. Me dijo que eso era porque yo tenia una visión superficial y simplista, que una cosa era consecuencia de la otra. No hubo tiempo para más y no lo acabé de entender. Pero que este texto creo que va por ahí.

    Reply
  11. Carmen Frias Rodriguez

    Yo no estoy de acuerdo con el enfoque que le da el autor al artículo…hoy día ,se etiqueta todo y a tod@s…pero lo que hoy se llama atención plena,o mindfullness,no es un nada nuevo…siempre ha habido personas conscientes de su vida,su realidad,su tiempo o su trabajo…que hay muchos que requieren de total atención….en el momento que eres consciente de tu vida,puedes estar al lado de los demás y aliviar dolor…no fabricarlo o huir de el.Y no olvidemos que aparte de terapia,o autóctono cimiento,en muchos casos es un negocio

    Reply
  12. Juan

    Antes de escribir estas cosas deberías investigar un poco más…. para Que no te califiquemos como ignorante.

    Reply
  13. Eli

    Pues la verdad que no sabría qué decirte…
    Noto cierta agresividad, y cierto prejuicio por la llamada moda del mindfulnes.
    Puedo estar de acuerdo o no, pero creo que falta algo de fondo… Me da la sensación que te quedas en la superficie, solo en lo negativo y logras precisamente eso que te quejas… Es una herramienta del capitalismo? Puede… Pero puede también que eso sea lo que quieren que pienses…
    Unas charlas de la empresa para que manejes mejor el estrés del curro… Perdóname que te lo diga, no es mindfulnes…
    Quedarte con la semilla de eso, dejarla crecer y empezar a intentar a meditar (y recalco el intentar… Que no es tan fácil como sentarse en silencio), intentsr tomar conciencia del momento presente, de tu cuerpo, de tus patrones mentales, ir incorporándolo poco a poco en tu día a día, el llamado darse cuenta… eso, si es mindfulnes…
    Me da pena que una herramienta tan poderosa sea menospreciada sin llegar a probarla bien, a entenderla en su profundidad. Esta de moda, si. Pero eso no significa que sea malo, al revés.. habla de cierto cambio de conciencia… Puede que de tanto meditar algunos… algo si que haya cambiado en el ambiente…
    No sé, te aconsejaría profundizar un poco más de verdad. Y evidentemente con gente preparada y que de verdad busque la mejora de la humanidad.
    Porque si creo que la meditación es un camino. No es una píldora mágica con la que sólo flotas y estás en paz. Ves tú sombra, tu miedos, no todo es de color de rosa por mucho que lo digan por ahí… Pero conectas contigo mismo y ahí… Conectas con todo y aunque no te lo creas, no hay pasividad en absoluto.
    De verdad que me apenan estos comentarios/blogs algo superficiales en mi opinión, porque hay mucho trabajo y mucho esfuerzo en todo esto.. y confundirlo y menospreciar lo… La verdad que no me parece justo.
    Por último te digo que yo no lo he probado en si, no he hecho las 8 semanas del programa mucho menos… Pero si lo he estudiado, de dónde viene, quien lo creo y por qué… Y a mí, si me cuadra.. pero hay que tener voluntad real de hacerlo bien, y no estoy en ese momento (pero todo llegará!)
    Así que poco más te puedo decir. Investiga y profundiza un poco… Te lo recomiendo,! Crecerás como persona como mínimo y quién sabe, puede que veas que “solo” meditar es mucho más de lo que parece…
    Un abrazo!

    Reply
  14. Adriana Rocha

    En mi opinión la meditación, en este caso específicamente, no debe analizarse, debe practicarse; Yo en lo personal he mejorado mucho como persona Gracias a este tipo de meditación, me libere de la ansiedad del futuro, libere mi mente de. Preocupaciones inútiles, en fin, para mi y muchas personas nos ha sentado de maravilla y todos los que estamos somos gente de bien, así que practiquela ( creo con todo respeto, que no lo ha practicado) porque si no su perspectiva sería diferente.

    Reply
  15. Becubio

    Superficial rayando en lo estúpido. Concuerdo con la intención de criticar las prácticas newage de moda pero hay que conocer los trasfondos de menos como para hablar, pues esas modas apolíticas, irresponsables, legitimadoras de gobiernos o indiferentismos se sustentan en una práctica de salud y sanación importante que no puede despacharse de esta manera tan barata y mediocre.

    Reply
  16. David

    Sin comentarios, creo que el autor de este articulo, a parte de no estar bien informado, tan solo quiere crear polemica para darse un poco mas a conoocer.

    Reply
  17. Luis Zorzano Ceitegui

    Me parece un comentario muy correcto, pero quiero ser optimista y pensar que con la superficialidad, brevedad y falta de rigor con la que está vendiéndose el Mindfulness (No perdamos de vista que, además de una posible intencionada droga de manipulción, está siendo una nada despreciable fuente de ingresos para pseudugurús, coaches y consultores) no creo que vaya a producir un efecto muy profundo en la sociedad y lo más probable es que pase de moda como tantos otros “productos” que, con pretensiones pseudoespirituales o como ofertas de metodologías para la formación profesional hemos visto llegar, parecer que se iban a comer el mundo y desaparecer en silencio por la puerta de atrán en cuanto se ha visto su ineficacia y falsedad.
    El mindfulness que, en el mejor de los casos, ofrece una introducción a la meditación de forma muy “light”, no creo que pueda producir ningún efecto profundo como los que la verdadera meditación practicada con autenticidad y perseverancia produce; el “público” del mindfulness no es capaz de sostener una disciplina dura ni de perseverar mucho tiempo.
    La dura disciplina y la perseverancia en la auténtica meditación si nos llevan a cambios fundamentales en nosotros mismos y, de alguna manera por ello en el entorno que nos rodea. Y estos cambios que son beneficiosos, pueden entrañar, eso sí, un peligro, mal utilizados por “manos ” peligrosas (En todas las tradiciones se ha hablado diempre de “los ángels caídos), pero no parece que, de momento, con la superficialidad con la que se practican puedan llegar muy lejos … pero sí que lo están intentando …

    Reply
  18. Cheli Sanchez

    Tremendo rollo lioso que mete. Creo que no tiene ni idea de lo que es mindfullness….una cosa es que se haya convertido en una moda y negocio,cierto, pero qué tendrá que ver meditar (que pueden ser 5minutos) con afrontar ,solucionar problemas…..en fin….

    Reply
  19. Arturo Gómez

    Veo que muchos de las criticas al articulo en el fondo le están dándole la razón. Solo quiero compartir lo siguiente: Carlos Marx ha hecho la mejor critica al capitalismo en la historia del pensamiento, y Marx no necesito tener una fabrica o negocio para tener la autoridad que su obra tiene hasta la actualidad.

    Reply
  20. Eloy Portillo

    Creo que en el artículo está muy clara la distinción entre la verdadera meditación y el falso mindfulness q no te acompaña en tu vida diaria sino q te pide q no escuches el dolor de tus semejantes. Ni el tuyo propio.

    El mindfulness q yo conozco no es así, sino q se preocupa de desarrollar la compasión. Así q habrá que distinguir también el falso mindfulness del buen mindfulness q sí q es un buen comienzo para la meditación más profunda

    Reply
  21. Miguel

    “La práctica espiritual no es sólo sentarse y meditar. Práctica es mirar, pensar, tocar, beber, comer y hablar. Cada acto, cada aliento y cada paso puede ser una práctica y nos puede ayudar a ser más nosotros mismos”

    Reply

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.