El gong de zazen

«La meditación zen es como golpear el gong de nuestro ser. Su reverberación se expande y continúa en nuestra vida cotidiana hasta que, poco a poco, se va apagando. Por eso necesitamos golpear de nuevo el gong, una y otra vez, hasta que nuestra vida entera sea una vibración plena y actualizada de nuestro ser real»

Comparte esto:

1 Comment El gong de zazen

  1. Carlos Hernández

    Pie izquierdo, entro en el templo.
    Pie derecho, voy saliendo del ego ilusorio.
    Mientras tanto barro en los pies.

    Reply

Responder a Carlos Hernández Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 14 =