Darwinismo social

“La religión del mercado se basa en una especie de darwinismo social: sólo sobrevive el más fuerte, es decir, aquel que es capaz de acumular más beneficios en forma de riquezas y de poder económico. Esta interpretación sesgada de la doctrina de Darwin aplicada a la sociedad humana justifica la injusticia social, la extinción de especies animales y vegetales, la destrucción de los ecosistemas y exacerba el individualismo, el tribalismo y el etnocentrismo como fuerzas generadoras de civilización”.

Dokushô Villalba

de Zen en la plaza del mercado. Editorial Kairós

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.